Demanda: hospital del sur de California grabó en secreto a pacientes en cirugía

81 mujeres alegan que el Hospital Sharp Grossmont, en San Diego, las grabó en secreto.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mujeres señalan que fueron grabadas en un hospital

    81 pacientes entablaron una demanda contra el hospital SHARP en Grossmont por haber sido supuestamente grabadas durante procedimientos médicos. (Publicado martes 2 de abril de 2019)

    Docenas de mujeres demandaron alHospital Sharp Grossmont en la ciudad de San Diego (California) porque supuestamente fueron grabadas en secreto durante procedimientos médicos, incluyendo partos y otras cirugías. 

    De acuerdo con la demanda, 81 pacientes fueron grabadas por cámaras de detección de movimiento que, según el hospital, estaban destinadas a detectar un presunto robo de anestesia. 

    Se multiplican tipos de cáncer relacionados con obesidad

    [TLMD - MIA] Se multiplican tipos de cáncer relacionados con obesidad

    Se multiplican tipos de cáncer relacionados con obesidad

    (Publicado miércoles 6 de febrero de 2019)

    "Activadas por sensores de detección de movimiento, estas cámaras comenzaron a grabar eventos en estas salas de operaciones cada vez que alguien entraba en la sala", afirma la demanda. 

    “Estos videos capturaron imágenes de partos por cesárea, complicaciones en el parto, dilatación y legrado para resolver abortos espontáneos, histerectomías y procedimientos de esterilización. Los pacientes fueron desvestidos, expuestos en su forma más vulnerables durante estos procedimientos".

    En respuesta a la demanda, el hospital Sharp Grossmont Hospital publicó la siguiente declaración: "aunque las cámaras tenían la intención de registrar solo a los individuos al frente a los carros de anestesia que retiraban las drogas, otros, incluso pacientes y personal médico en las salas de operaciones, eran a veces visibles para las cámaras y quedaron grabados". 

    Las mujeres están demandando al hospital casi tres años después de que se presentó por primera vez una demanda colectiva. 

    La paciente Melissa Escalera, que fue grabada secretamente mientras daba a luz por cesárea de emergencia en en septiembre de 2012, presentó una demanda contra el hospital en mayo de 2016, alegando que fue una "violación sistemática e impactante" de sus derechos de privacidad. 

    La demanda de Escalera señala que el hospital registró aproximadamente 15,000 videos de pacientes durante la cirugía. Luego, entregó parte del video a otras personas, incluidos abogados y guardias de seguridad, de acuerdo con el reclamo. 

    Escalera le dijo a la estación hermana NBC 7 que su hija nació en circunstancias de emergencia. "Cuando llegué en una ambulancia y me llevaron en la sala de operaciones en una camilla, mi preocupación era por mi hija que estaba en apuros y llegó seis semanas antes", dijo.

    “No estaba planeando tener un bebé ese 4 de septiembre. Fue un momento muy estresante y emocional para mi familia y mi médico. Nadie nunca me pidió que grabara uno de mis momentos más tiernos y que cambió mi vida. Nunca hubiera aceptado ser grabada en ese momento vulnerable ". 

    Mujer con VIH dona riñón a otro paciente del virus

    Mujer con VIH dona riñón a otro paciente del virus

    Se piensa es el primer trasplante de riñón en el mundo de un donante viviente con VIH.

    (Publicado jueves 28 de marzo de 2019)

    "Estos videoclips muestran a las pacientes femeninas, a cargo de los demandados, inconscientes, desnudas en las mesas de los quirófanos y sometidas a procedimientos médicos", afirma la demanda.

    "Debido a la naturaleza de estos procedimientos, el video capturó a las mujeres mientras estaban expuestas emocional y físicamente, a menudo desnudas y gran parte de sus áreas genitales eran visibles". 

    El hospital indicó que los pacientes dieron su consentimiento para las grabaciones de video a través de un acuerdo genérico de admisión de pacientes ya que el problema involucra la seguridad del paciente. 

    Numerosos abogados no involucrados en el caso dijeron a NBC 7 que el acuerdo no elude los derechos constitucionales de los pacientes a la privacidad.