La perra más fea del mundo; su defecto la hizo ganadora del gran premio