Cabezazo en el área chica pone el 2-1 para Japón