La Selección Mexicana demostró que ¡Sí se puede!