Edinburg

Escalofriantes detalles de triple homicidio-suicidio en Edinburg

Los hechos ocurrieron el 10 de diciembre en una residencia localizada sobre la cuadra 300 al oeste de la calle Kuhn. 

Telemundo

EDINBURG- En la tarde del miércoles la policía de Edinburg dio a conocer más detalles sobre un triple homicidio-suicidio que ocurrió el 10 de diciembre en una residencia ubicada sobre la cuadra 300 al oeste de la calle Kuhn.

Autoridades identificaron los cuerpos como Aaron Cortez de 30 años, cuidador de salud, Rebecca Cantú, de 19 años y Magdalena Cantú, de 48 años, madre de Rebecca y Saúl Ramón Ávila, de 57 años, pareja de Magdalena Cantú.

Ávila fue identificado por la policía de Edinburg como el presunto responsable de cometer el triple homicidio para luego quitarse la vida.

Hubo solo un sobreviviente, un menor de edad, identificado como el hijo de Rebecca Cantú, quien fue hallado ileso. El menor requiere de atención médica las 24 horas del día, por lo que estuvo bajo observación luego de ser hallado en el lugar de los hechos.

Conforme al jefe del departamento policíaco, César Torres, Rebecca Cantú acudió al departamento de policía el 6 de diciembre para reportar un caso de agresión sexual en el que acusó a su padrastro, Saúl Ramón Ávila, de abusar sexualmente de ella desde que tenía 14 años.

Rebecca se fue del departamento policíaco y luego llamó para luego decir que no quería imponer cargos contra Ávila porque cambió de opinión.

Mientras tanto, oficiales reportaron el caso con el Servicio de Protección al Menor, y esta entidad comenzó con su investigación a parte, según Torres.

Luego el investigador se comunicó con Rebecca para que acudiera al departamento de policía, pero que no pudo ir por una cita médica de su hijo. Ella acordó en llamar para ir en otra fecha.

Esa noche, un empleado de Servicios de Protección al Menor fue a la residencia de Rebecca para informarle a ella y asu madre, Magdalena Cantú, de un plan de seguridad para ella y su hijo y para avisar que Ávila no iba a regresar.

El lunes, 9 de diciembre el investigador asignado al caso se comunicó con Rebecca, pero no contestó la llamada pues se fue directamente al buzón de mensajes.

Al día siguiente, la policía de Edinburg recibió una llamada del 9-1-1 de una enfermera reportando sobre la muerte de tres personas en la residencia ubicada sobre la cuadra 300 al oeste de la calle Kuhn. La enfermera le dijo a los oficiales que iba a cambiar de turno con Cortez cuando se percató que ninguno de los adultos estaba respondiendo.

Tras obtener una orden de cateo, oficiales hallaron el cuarto cadáver. Conforme a las autoridades, el sospechoso cometió el crimen luego de enterarse por medio de familiares que había una investigación en su contra.

Por tal razón, el departamento de policía de Edinburg continúa exhortando a la comunidad a reportar cualquier caso de violencia doméstica y recordó que hay recursos disponibles para víctimas y familiares de sobrevivientes.

¡Llévanos contigo! Síguenos en InstagramFacebook y Twitter y descarga la aplicación de Telemundo 40 en iTunes Store o en Google Play completamente gratis. Donde quieras. Cuando quieras.

Contáctanos