De milagro sobrevive a lombriz que se alojó en su cerebro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    De milagro sobrevive a lombriz que se alojó en su cerebro

    El estudiante universitario Luis Ortiz, de 26 años, residente de Napa, dijo que los médicos le explicaron que necesitaba una cirugía inmediata para eliminarlo. (Publicado viernes 6 de noviembre de 2015)

    Un hombre de California fue a una sala de emergencia con un terrible dolor de cabeza y náuseas, entró en coma y cuando se despertó se le dijo que una larva (la lombriz conocida como tenia) había estado viviendo en su cerebro.

    El estudiante universitario Luis Ortiz, de 26 años, residente de Napa, dijo que los médicos le explicaron que necesitaba una cirugía inmediata para eliminarlo. 

    "Me sorprendió", contó Ortiz. "No podía creer que algo así me iba a pasar. No sabía que había un parásito en mi cabeza tratando de arruinar mi vida".

    Lo que tenía era una enfermedad llamada cisticercosis. Una persona la contrae por la ingestión de larvas que se encuentran en las heces de una persona que tiene una tenia intestinal.

    La cirugía y sus secuelas han afectado en gran medida su vida, dijo Ortiz. Tuvo que abandonar la universidad, volver a casa y encontrar un lugar temporal para su perro. No puede conducir o trabajar.

    "Mi memoria está como 'en progreso'", comentó y añadió que "se pone mejor con la terapia", pero tiene que recordarse a sí mismo hacer sus ejercicios de memoria y otras tareas cotidianas.

    El neurocirujano de Ortiz, el Dr. Soren Singel, le aseguró que tuvo suerte de que llegó al hospital cuando lo hizo. El gusano se estaba convirtiendo en un quiste que estaba bloqueando el flujo de agua a las cámaras de su cerebro, "como un corcho en una botella", le dijo Singel al diario Napa Valley Register.

    Otros 30 minutos de ese bloqueo, y "él habría muerto", aseveró Singel. Ortiz dijo que sus dolores de cabeza comenzaron a finales de agosto y que no les prestó mucha atención al principio.

    Ortiz asistía a la Universidad Estatal de California, Sacramento, y narró que durante los primeros días de septiembre había estado patinando cuando el dolor aumentó. Cuando llegó a la casa de su madre, se sintió desorientado y empezó a vomitar. Lo llevaron al hospital.

    Singel explica que tales gusanos parásitos en el cuerpo no son demasiado raros. El problema se produce si la gente come carne de cerdo infectada con gusanos, dijo. Pero eso podría causar un parásito intestinal, no el quiste cerebral que Ortiz tenía.

    Las larvas de la lombriz probablemente se alojaron en el intestino de Ortiz por algo que comió y, finalmente, una sola larva hizo su trayecto hacia al cerebro.

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aclaran que "la gente no contrae la cisticercosis por comer carne de cerdo mal cocida. Comer carne de cerdo mal cocida puede dar lugar a la tenia intestinal si el cerdo contiene quistes larvales. Las personas se infectan al comer huevos de tenia en las heces de un humano infectado con una tenia".

    Agregan que las infecciones por tenia de cerdo son un problema en todo el mundo y se propagan más fácilmente en las comunidades en desarrollo donde los cerdos tienen acceso a los desechos humanos y donde la higiene y el saneamiento son pobres.

    Larvas de tenia pueden causar quistes en el cuerpo y son lo suficientemente comunes para que la Organización Mundial de la Salud llame al problema la más frecuente causa prevenible de epilepsia en todo el mundo.

    La gente puede ayudar a prevenir la contaminación con el lavado adecuado de las manos, lavar y pelar las frutas y verduras crudas antes de comer, y tener cuidado al ingerir solo agua potable durante el viaje.