Jimmy Carter afirma que Trump es un presidente ilegítimo por la trama rusa

"Fue puesto en el cargo porque los rusos interfirieron en su favor", sostuvo el exmandatario.

sam mccann 1

El expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter (1977-1981) aseguró este viernes que "sin duda los rusos interfirieron" en las elecciones de 2016 y sugirió que el actual mandatario, Donald Trump, no hubiera ganado sin la ayuda de Rusia.

"No hay duda de que los rusos interfirieron en la elección, y pienso que esa interferencia, que todavía no se ha cuantificado, si fuese investigada mostraría que Trump no ganó realmente la elección de 2016", dijo Carter al participar durante un foro patrocinado por el Centro Cárter en Leesburg (Virginia).

Entonces, cuando se le preguntó si Trump es un presidente ilegítimo, Carter respondió: "Según lo que acabo de decir, de lo que no me puedo retractar, diría que sí".

"Perdió la elección y fue puesto en el cargo porque los rusos interfirieron en su favor", sostuvo el exgobernante demócrata. En los comicios presidenciales de 2016, Trump recibió 62,99 millones de votos o el 46.1 % del total, y su rival demócrata Hillary Clinton obtuvo 65,85 millones o el 48.2 %.

Pero con el sistema de colegios electorales en que se basa el sistema estadounidense, el candidato republicano consiguió más votos en estados clave, lo que le aportó una mayoría de 304 representantes en el Colegio Electoral, frente a los 227 que obtuvo Clinton.

Las agencias de contraespionaje e inteligencia de Estados Unidos han concluido que hubo injerencia rusa durante la campaña, y una investigación conducida por el fiscal especial Robert Mueller encontró que Rusia "desplegó influencia amplia y sistemática" durante la contienda con el propósito de ayudar a Trump.

Durante el foro, que estuvo dirigido por el historiador Jon Meacham, el expresidente dijo que Trump "debería condenar" la interferencia de Ruisa en el proceso electoral de Estados Unidos.

Trump ha negado que haya habido intervención rusa en la campaña electoral así como las sospechas de una coordinación entre Moscú y su equipo de campaña, algo que investigó el fiscal independiente Mueller, que no encontró pruebas de que la hubiera.

En su informe de 448 páginas, el fiscal especial señaló que "la investigación estableció que el Gobierno ruso percibía que se beneficiaría con la presidencia de Trump e hizo esfuerzos para asegurar ese resultado".

También se estableció, según Mueller, que la campaña presidencial de Trump "esperaba beneficiarse electoralmente con la información robada y obtenida mediante esfuerzos rusos".

Contáctanos