México se unió en oración ante riesgo de Patricia

La cadenas de oración se multiplicaron durante el viernes

mexico-gente-paradero

El peligro que representaba el huracán Patricia, calificado como el más poderoso en la historia del país, causó temor entre la población y miles, incluso quienes no estaban en zonas de riesgo, optaron por unirse en oración para pedir por el bienestar de México.

Desde el mediodía del viernes, se difundió la invitación del Obispo de Tepic, Luis Artemio Flores, a que los fieles católicos se unieran en una cadena de oración ante la inminente llegada a costas de Nayarit del huracán categoría 5 en la escala Saffir Simpson.

Pero la convocatoria a orar no sólo provino de los jerarcas de la Iglesia Católica, ya que por iniciativa propia cientos de personas enviaron mensajes y oraciones a través de las redes sociales que se mezclaban con la información disponible del paso del huracán.

Una de las historias de aliento más impactantes provino del estado de Jalisco, desde donde la señora Patricia Ramcke difundió a través de WhattsApp una imagen que está en la Iglesia de Barra Navidad, una de las zonas costeras donde impactaría el huracán, que es conocido como "El Cristo del Ciclón".

El Cristo recibió ese nombre desde el 1 de septiembre de 1971, cuando la población costera era azotada por un ciclón que no cesaba. Los pescadores, desesperados, acudieron ante la imagen que, según cuentan, bajó sus brazos y mientras lo hacía las fuertes lluvias cesaron.

Desde entonces, "El Cristo del Ciclón" es venerado en la iglesia de San Antonio de Padua, en la población jalisciense donde el viernes también llovió con fuerza, pero sin que se presentaran daños considerables.

Pero no sólo hubo oraciones vinculadas a fe católica. Muchos más que participan en diversos movimientos espirituales y de despertar de conciencia convocaron a meditar y enviar energía de luz y agradecimiento al planeta.

"Un huracán es la forma en la cual la Madre Tierra convoca a los elementos agua y aire para generar un vórtice de transmutación. El movimiento rotatorio y la fuerte energía impulsada por el aire (transformación) y el agua (flujo emocional) facilitan que la Madre Tierra limpie las emociones, que como colectivo hemos generado", dice un mensaje ampliamente difundido.

"Si nos enfocamos en 'detener' un huracán, estaríamos interfiriendo un proceso que la Tierra necesita. Y en cierta forma es un acto de egoísmo, pues recordemos: La Madre Tierra no hace algo a menos que verdaderamente lo necesite".

Lo cierto es que después del saldo prácticamente blanco tras el paso del huracán Patricia, el sábado las distintas redes sociales suman miles de mensajes de agradecimiento a Dios, al Universo, a la Madre Naturaleza y recuerdan a los mexicanos el poder de la unidad.

Contáctanos