El rebozo: una hermosa prenda mexicana

El rebozo, estudios actuales han demostrado que es la opción más completa para cargar a los bebés.

28 fotos
1/28
YouTube / BBMundo
Pon al bebe dentro del rebozo haciendo que sus piernas cuelguen a sus lados.
2/28
YouTube / BBMundo
Pon al bebe dentro del rebozo haciendo que sus piernas cuelguen a sus lados.
3/28
Flirck
El rebozo, prenda nacida en México y otros países latinoamericanos.
4/28
Wikicommons
Tiene su origen en la época prehispánica donde civilizaciones como la azteca utilizaban ayates (prototipo de rebozo). Como el utilizado por Juan Diego y donde se plasmase la imagen de la Virgen de Guadalupe.
5/28
Codex Mendoza/ Wikicommons
Los ayates eran utilizados para transportar personas, alimentos y otras cosas.
6/28
Flickr / University of Houston
Fue hasta la colonización española cuando recibió su nombre y características actuales.
7/28
Flickr / Pablo Arredondo
El rebozo consiste en un pedazo de tela angosto de entre 1.5 y cuatro metros de longitud.
8/28
Flickr / Wendy Kenin
Fabricado con materiales como manta, lana o seda y puede incluir ganchos o aros para facilitar su amarre.
9/28
Flickr / Razi Machay
El rebozo se convirtió en un símbolo de la mexicaneidad.
10/28
Flickr/ Sara Olmstead
En una de las cartas de don José Ignacio Palomo envió a su primo político Don Manuel romero de Terrenos, hijo de los Condes de Regla, durante el exilio de este último con motivo del Imperio de Maximiliano, le escribió:
11/28
Flickr / Poesía Verde
“Bendito seas Dios, que en casa no hay damas de honor ni chambelanatos, ni moños ni uñas, ni cuernos, ni colas! ¡Aquí hay rebozos de Santa María del Río, chiles rellenos, moles, tortillas, gallinas con pollos y frijoles….!”.
12/28
Flickr / Textiles Taller
Hubo rebozos muy finos, ametalados, es decir tejidos con hilos de seda, algodón y plata.
13/28
Flickr / Gtoexperience
La tradición del rebozo perdura hasta hoy.
14/28
Flickr / Brizhy Loa
Sus funciones y la forma de llevarlo sólo tienen por límite la imaginación de su portadora.
15/28
Flickr / HevenlyBundlePouch
Estudios actuales han demostrado que a pesar de su aparente simpleza, es la opción más completa para cargar a los bebés.
16/28
Flickr / Roshnii Rose
Se dice los mantiene seguros, tranquilos y da a la madre la suficiente movilidad para que realice la mayoría de sus actividades.
17/28
Flickr / Darío Rosas
Especialistas aseguran que cuando el bebé es cargado en un rebozo recupera muchas sensaciones del tiempo que estuvo en el vientre materno, como el calor corporal, el vaivén y movimiento rítmico al caminar, el olor y los latidos del corazón de la madre.
18/28
YouTube / BBMundo
Amarre básico para recién nacido: Sujeta uno de los lados del rebozo sobre tu espalda. La tira que cuelga debe llegar al tobillo.
19/28
YouTube / BBMundo
Con el resto del reboso forma una “u” en tu espalda
20/28
YouTube / BBMundo
21/28
YouTube / BBMundo
Ahora atraviesa la parte larga por debajo de la corta y llévala hacia tu espalda.
22/28
YouTube / BBMundo
Haz un nudo lateral con el extremo que salió de la “u” y el corto que quedó al frente.
23/28
YouTube / BBMundo
24/28
YouTube / BBMundo
En seguida, jala todo el rebozo hacia delante.
25/28
YouTube / BBMundo
La “u” debe subir al nivel de tus omoplatos, y en la parte de enfrente quedará una cruz.
26/28
YouTube / BBMundo
La cruz será el asiento para tu bebé.
27/28
YouTube / BBMundo
28/28
YouTube / BBMundo
Pon al bebe dentro del rebozo haciendo que sus piernas cuelguen a sus lados.
Contáctanos