Lujo que da vértigo, abre el hotel más alto del mundo