"Repatriados trabajando" crea esperanza en la frontera

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    "Repatriados trabajando" crea esperanza en la frontera

    El programa, que contempla 10,000 plazas, busca insertar a la vida laboral a quienes regresan. (Publicado martes 14 de noviembre de 2017)

    El gobierno mexicano afirma estar listo para recibir a sus repatriados. En Nuevo Laredo, por ejemplo, se aplica el programa "Repatriados trabajando" que busca otorgar empleo los mexicanos que estarán de regreso próximamente.

    Persiguiendo el sueño americano, José de la Cruz se fue de México hace 9 años, cruzó la frontera ilegalmente y llegó a Laredo, Texas.

    "Supuestamente es el sueño del mexicano, pero el sueño no es para uno es para la familia", afirma De la Cruz.

    En Estados Unidos encontró un trabajo estable, pero este mes fue deportado y ahora busca una nueva oportunidad.

    "Trato de sacar licencia, acta de nacimiento, credencial de elector para trabajar aquí, meterme en una empresa y sacarle jugo a lo que aprendí", dice.

    Esa es la realidad que obligó al gobierno mexicano a preparar el programa “Repatriados trabajando”, que consiste en otorgar empleos a todos aquéllos que están de regreso.

    "Ya vienen certificados; carpinteros, albañiles, plomeros, yeseros, ya vienen preparaditos", destaca Alfredo Benavides, coordinador del Servicio Estatal del Empleo.

    Este año, el programa estará ofreciendo alrededor de 10,000 empleos en empresas locales, maquilas o fábricas de Tamaulipas; sin embargo, la oferta se extiende a todo el territorio nacional para cualquier persona repatriada registrada en el Instituto Nacional de Migración.

    El objetivo es aprovechar que la mayoría de los repatriados domina el idioma inglés; sin embargo, la preocupación para Gerardo, deportado desde Houston, es el sueldo, además de que las ofertas de trabajo ya no resultan tan ambiciosas.

    "No puedo ganar más porque los sueldos de México así son", lamenta Gerardo López.

    Las cifras indican que cada mes regresan a México cerca de 13,000 migrantes, que buscan establecerse en el país que los vio nacer.