Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Arrecia diferendo entre empresarios y candidato puntero

El aspirante frentista Ricardo Anaya advierte sobre el regreso del "López Obrador violento".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Qatar casi convierte su primer gol en la Copa América
    EFE
    López Obrador llamó a los empresarios "minoría rapaz que tiene secuestrado al gobierno".

    El diferendo que mantienen empresarios con Andrés Manuel López Obrador, quien por tercera ocasión contiende por la Presidencia de México, pareció agravarse el miércoles, tras un desplegado en el que miembros del Consejo Mexicano de Negocios denuncian ataques personales.

    Durante la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, el político tabasqueño recibió preguntas sobre el contenido del desplegado que se publicó en diversios diarios, ya que lo señalan directamente de haber incurrido en "descalificaciones infundadas".

    Según López Obrador, varios empresarios cabildean en favor de su oponente, Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional, que encabeza la coalización Por México al Frente, y también arremetió contra el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia.

    Luego, los acusó de apoyar el supuesto fraude electoral de 2006, y denunció una "guerra sucia" en su contra.

    "Estamos en un proceso electoral y ellos lo saben, y están haciendo preferencia por otros candidatos. Y no quiero generalizar, pero algunos de los que avalan ese documento han impedido que haya una auténtica democracia en el país, y han ayudado en los fraudes electorales", dijo López Obrador.

    Aseguró que algunos empresarios fueron partícipes del supuesto fraude electoral contra él en 2006, cuando perdió por estrecho margen las presidenciales frente a Felipe Calderón, del PAN. El izquierdista tampoco reconoció el resultado de los comicios de 2012, que ganó el actual presidente Enrique Peña Nieto.

    "Ahora es pura guerra sucia, y están nada más financiando a quienes se dedican a hacer mensajes y documentales en contra nuestra", añadió.

    El 1 de mayo López Obrador aseguró que Anaya se había reunido con importantes empresarios como Alberto Baillères, de Grupo Bal; Germán Larrea, de Grupo México, y Alejandro Ramírez, de Cinépolis, entre otros.

    Ello para pedirles que el presidente Peña Nieto apoyara su candidatura y forzara al candidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, a declinar en favor del aspirante del PAN.

    En respuesta, el Consejo rechazó el jueves, en un mensaje publicado en los principales periódicos nacionales, "categóricamente las expresiones injuriosas y calumniosas" de López Obrador, líder en las encuestas rumbo a los comicios del 1 de julio.

    "Y esta es la discrepancia que tenemos, y yo lo que pienso es que le han hecho mucho daño al país porque ellos son responsables de la tragedia nacional en buena medida, porque es el grupo que se opone a que haya un cambio en México", dijo a su vez el líder de Morena.

    Para López Obrador, algunos empresarios que firmaron este comunicado no quieren "un cambio de régimen, y no quieren dejar de robar".

    "Ellos tienen confiscadas las instituciones y tienen secuestrado al Gobierno, que no representa a todos los mexicanos porque está al servicio de esta minoría rapaz", remarcó.

    Por su parte, durante un acto de campaña en el estado de San Luis Potosí, Anaya declaró que "regresó el López Obrador violento", y añadió que el abanderado de Morena es una amenaza para la inversión y los empleos, "pues ahora se pelea y agrede a quienes dan trabajo a más de un millón y medio de personas" en el país.

    "Una de dos: o de plano López Obrador no se da cuenta que con estas calumnias y con estos pleitos pone en riesgo la inversión y el empleo de millones de personas en nuestro país, o de plano su obsesión por el poder ya es tal que ya ni siquiera eso le importa", dijo.

    El presidente Peña Nieto negó el miércoles cualquier acercamiento para que Meade declinara en favor del aspirante del PAN. "Nadie negocia conmigo, yo soy presidente", dijo a la prensa.

    El 1 de julio estarán llamados a las urnas 89 millones de personas para elegir al presidente de México, los diputados, los senadores, ocho gobernadores y el jefe de Gobierno de Ciudad de México, entre otros 3,400 cargos.