Asesinato

Más de 400,000 personas firman petición para que se libere a jóvenes acusados de matar a padrastro

"Sería injusto que niños pasen el resto de su vida en prisión", opina el joven que organizó la recaudación de firmas.

Telemundo

Más de 400,000 firmas se han recaudado para pedirle al gobernador de Texas, Greg Abbott, que libere a los tres jóvenes, dos de ellos hermanos, acusado de asesinato en primer grado por un crimen que ha captado la atención nacional.

Se trata del caso que involucra a los hermanos Alexandro y Christian Treviño, quienes fueron arrestados y acusados de matar a su padrastro Gabriel Quintanilla el pasado domingo 23 de enero en McAllen, Texas, luego de que su hermanastra de 9 años supuestamente dijera que el hombre la había tocado inapropiadamente.

Por este crimen también enfrenta cargos Juan Eduardo Meléndez, amigo de los jóvenes.

Christian Treviño, de 17 años y Juan Eduardo Meléndez, de 19 años, enfrentan el cargo de asesinato capital y participar en una actividad criminal organizada. El otro joven, Alejandro Treviño, de 18 años, enfrenta el cargo de agresión agravada y participar en una actividad criminal organizada.

Ahora un joven ha organizado con mucho éxito la recaudación de firmas en internet como un acto de solidaridad. "Uno siente impotencia, siente injusticia y lo primero que se me ocurrió, estos chicos a pesar de lo que hicieron, sería injusto que pasen el resto de su vida en prisión", afirma Carlos Eduardo Espina, organizador de la recolección de firmas.

"La idea de que niños pasen el resto de sus vidas en prisión por hacer algo que honestamente yo creo, muchos en una situación similar, quizá no actuarían de la misma manera, pero se puede entender", añade Espina.

Aunque la intención es buena, habrá que esperar para ver si este tipo de petición tiene algún efecto en el futuro legal de estos tres jovenes. Según las leyes de Texas, una persona acusada de asesinato capital -en este caso Christian y Juan Eduardo- puede ser condenada a cadena perpetua o pena de muerte, de ser hallada culpable en el juicio.

"Los casos de homicio con pena capital normalmente llevan circunstancias especiales y ellos (los fiscales) deciden hacer eso porque un cargo con pena capital puede la persona enfrentar, ya sea la pena de muerte o una condena de (cadena perpetua) sin posibilidad de parole (libertad condicional)", explicó a Telemundo 40 el abogado José Antonio Solis.

"La responsabilidad si uno le va a poner los cargos a cualquier persona, sea de homicidio u homicidio capital, siempre vienen de parte del fiscal", explica el también abogado Rigoberto Flores. Ambos expertos consultados coincidieron en que nadie debe tomar la justicia en sus manos y quitarle la vida a otra persona sin esperar consecuencias.

Sin embargo, Flores dijo que hay que tener mucha precaución en la manera de cómo se imparte la ley, pues no quieres (establecer) el precedente de que uno puede buscar la justicia por sí sola sin consecuencias adversas.

Contáctanos