Coronavirus local

Valle del Río Grande

Ayudas que vendrán al Valle por COVID-19 y tras el paso del huracán Hanna

El jefe de Manejo de Emergencias de Texas detalla la asistencia que está por llegar a la región.

Telemundo

¿Qué tipo de ayudas puede esperar el Valle del Río Grande en medio de la emergencia sanitaria por el COVID-19 y por los estragos que dejó el paso del huracán Hanna?

Nim Kidd, jefe del Departamento de Manejo de Emergencias de Texas, detalló la asistencia que está por llegar a la región.

Con el fin de ayudar con la sobrecarga que hay en los hospitales por COVID-19, el Centro de Convenciones de McAllen próximamente funcionará como un centro de atención médica temporal.

El objetivo es que las personas enfermas permanezcan en los hospitales y quienes se están recuperando del COVID-19 puedan ser atendidos en un centro de salud alterno.

"Las instalación está en proceso de abrirse mientras hablamos. Gran parte del equipo está en las instalaciones. Los productos farmacéuticos han comenzado a llegar. Nuestro equipo está trabajando con los hospitales de la región," dijo Kidd.

El Centro de Convenciones estará equipado con camas, equipo y personal médico y funcionará para acomodar y atender hasta 250 pacientes.

Autoridades temen que se registre un alza en el número de contagios de coronavirus después del azote del huracán Hanna a la región.

"El personal de rescate de emergencia todavía están haciendo el trabajo independientemente de la pandemia. Vimos muchos vecindarios que todavía tenían agua estancada. En algunas casas se podía ver dónde habían estado las líneas de agua a medida que se drenaba el agua," comento Kidd.

Entre tanto, el jefe del departamento de emergencias de Texas sostuvo que, para poder solicitar las ayudas federales, se requiere que todos los residentes afectados notifiquen sobre los daños a su propiedad.

"Por eso es muy importante que los ciudadanos reporten cualquier daño a sus hogares a través de su oficina local de manejo de emergencias. Tenemos un equipo que está allí para ayudarles," afirmó Kidd.

Según el funcionario, FEMA requiere que se reporten más de 800 casas inundadas y que no tengan seguro para poder obtener la asistencia. Una vez que los municipios locales envíen la información al estado y se alcanza el umbral, el gobernador podrá solicitar los fondos federales.  

Esta ayuda adicional podría ayudar a los propietarios de casas y negocios a solventar los gastos por los daños sufridos.

Kidd agregó que, es este es un buen momento para recordarle a las personas que no se inundaron que todavía estamos en medio de la temporada de huracanes y recomendó a quienes puedan y tengan una propiedad a obtener un seguro contra inundaciones.

Contáctanos