Inmigración

Inmigración

Lo que dice el padre de la niña que sale en la revista Time

Denis Javier Varela habló con el programa “Un Nuevo Día” desde su natal Honduras.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Desgarrador testimonio del padre de la niña de Time

    Habló en exclusiva con ''Un Nuevo Día'' y dijo que la pequeña Yanela tiene dos añitos y que aún no la ha visto. (Publicado lunes 25 de junio de 2018)

    El padre de la niña hondureña que apareció en la portada de la revista Time, Denis Javier Varela, compartió el lunes su desgarrador testimonio sobre la situación que afecta a su familia, y en especial, a su pequeña de dos años, quien cautivó al mundo con su imagen en el marco de la crisis humanitaria que ha dejado en limbo a cientos de familias inmigrantes en la zona fronteriza con México.

    En diálogo con el programa ''Un Nuevo Día'', Varela habló desde Puente Cortés, en Honduras, y contó que su hija tiene dos años y se llama Yanela.

    Reconoció que aún no ha visto a la pequeña tras el incidente en que fue detenida por agentes fronterizos junto a su madre, Sandra Sánchez, el 12 de junio pasado.

    La niña apareció en la portada de la revista Time de esta semana pero más tarde se aclaró que no había sido separada de su madre, a pesar de la conmovedora imagen de la menor de pie sola y llorando, mientras el presidente Donald Trump la mira desde arriba, dijeron el viernes autoridades de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

    En una corrección al texto, Time dijo que “la versión original de este artículo exponía erróneamente lo ocurrido a la niña de la foto después de que la retiraron del lugar. Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos no se llevaron a la niña mientras lloraba; su madre la recogió y ambas fueron llevadas juntas”.

    El pie de foto de Time explica que la imagen fue tomada el 12 de junio cuando la niña y su madre fueron detenidas por agentes de la Patrulla Fronteriza y la progenitora era registrada “antes de enviarla a un centro de procesamiento para una posible separación”.

    El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) dijo el viernes que la mujer, Sandra Sánchez, fue trasladada al Centro Residencial Familiar del Sur de Texas, en Dilley, a 230 millas al norte de McAllen.

    ICE no facilitó información sobre la niña por respeto la privacidad de los menores. Los agentes de la Patrulla fronteriza arrestaron a Sánchez, de 32 años, cuando viajaba con la niña, en cumplimiento de la política de tolerancia cero que finca cargos penales a las personas detenidas por cruzar ilegalmente la frontera.

    La mujer fue puesta bajo custodia del ICE el 17 de junio, afirmó la agencia en un comunicado, y añadió que su proceso está en marcha. Según ICE, Sánchez fue deportada en 2013 a Honduras y reingresó en forma ilegal.

    Se desconoce qué sucederá con la niña, de casi 2 años, aunque funcionarios de inmigración han dicho que el propósito sería mantenerlas juntas incluso si son deportadas.

    En Honduras, el padre de la menor, Denis Varela, dijo que no supo nada de su esposa ni de su hija en casi tres semanas, y que la mujer se llevó a la niña sin avisarle.

    Según Varela, la cancillería hondureña le dijo que la niña y la madre estaban detenidas, pero no separadas.

    Varela, un trabajador portuario que vive en Puerto Cortés, Honduras, dijo que la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras le dio el número de identificación de detenida de la niña hace un par de días.

    Mediante una orden ejecutiva que firmó el presidente Donald Trump, puso fin a la política de separar a los menores de sus padres cuando son detenidos en la frontera y señaló que debían mantenerse juntos mientras sus casos son procesados.

    Hay indicios en la frontera de una flexibilización de la política de tolerancia cero, pero funcionarios del Departamento de Justicia y de Seguridad Nacional afirman que la política no fue revertida.

    Un arreglo judicial histórico de 1997, conocido como el acuerdo Flores, que prohíbe en general que el gobierno mantenga más de 20 días a los menores en centros de detención de migrantes, continúa vigente.

    Trump pretende revocarlo, pero el Departamento de Justicia dijo el miércoles que la disposición sobre los 20 días se mantiene vigente mientras el Congreso o los tribunales no actúen para modificarlo.