Inmigración

Inmigración

Muerte en la frontera: agente habría caído en una zanja

Tenía 36 años y había respondido a un reporte de actividad en la zona de Big Bend.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El oficial tenía 36 años y había respondido a un reporte de actividad en la zona de Big Bend. (Published lunes 20 de noviembre de 2017)

    Los investigadores creen que un agente de la patrulla fronteriza que murió en el oeste de Texas de graves heridas a la cabeza y el cuerpo podría haber caído a una alcantarilla de cuatro metros, y su compañero, que pidió ayuda por radio, no recuerda lo que sucedió, según un funcionario allegado a la investigación.

    La vocera del FBI Jeanette Harper dijo en un comunicado el lunes que los dos agentes fueron hallados el sábado por la noche en una alcantarilla cerca de Van Horn, ambos con traumatismos en la cabeza. Rogelio Martínez murió el domingo por la madrugada, dijo Harper.

    El FBI dirige la investigación y restaba conocer los resultados de la autopsia.

    Otro agente, que fue informado sobre la investigación y habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacerlo públicamente, dijo que Martínez fue encontrado en el fondo de la alcantarilla y los investigadores creen que cayó.

    Dijo que el hecho sucedió de noche en una zona de gran actividad de los narcos donde los agentes suelen buscar drogas en las alcantarillas.

    Las autoridades no han emitido una explicación oficial de lo sucedido y un supervisor de la patrulla fronteriza dijo que los informes de que los agentes sufrieron un ataque son “especulación”.

    El presidente Donald Trump y otros funcionarios electos han dicho que Martínez fue víctima de un ataque. El supervisor de la policía de Aduanas y Patrulla Fronteriza para la región donde murió Martínez, Rush Carter, dijo que lo único que se puede confirmar es que los dos “sufrieron heridas durante el cumplimiento de sus deberes habituales”.

    “Aguardamos la investigación para determinar plenamente cómo se produjeron esas heridas”, dijo Carter el lunes por la noche.

    Harper dijo al periódico San Antonio Express-News el domingo que Martínez y su compañero no sufrieron heridas de bala, pero no entró en detalles.

    Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbot, había informado el lunes que existe una recompensa de $20,000 para quien ofrezca información que conduzca a la detención de los responsables del hecho.

    Para ser elegible a la recompensa, debe de llamar a la línea de testigos contra el crimen al 1-800-252-8477; enviar un mensaje de texto con la palabra "DPS" seguido de su pista a 274637 ó completar un formulario en línea aquí

    El presidente Donald Trump tuiteó el domingo sobre el incidente: “buscaremos a los responsables y los someteremos ante la justicia”. El mandatario reiteró su exigencia de que se construya un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

    Un Nuevo Dia