Inmigrante asegura fue torturado por cartel mexicano

Reniery Mendoza llegó a un hospital de Estados Unidos gracias a un buen samaritano.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Inmigrante asegura fue torturado por cartel mexicano

    Reniery Mendoza ha pasado varios meses hospitalizado debido a las serias herias que sufrió, pero dice que lo único que quiere en encontrar trabajo.

    (Publicado viernes 8 de junio de 2018)

    SAN ANTONIO – La travesía al “norte” por poco y le cuesta la vida a un inmigrante hondureño, quien asegura fue capturado y torturado en México por miembros de un cartel de la droga.

    Reniery Mendoza inició su viaje a Estados Unidos como muchos otros centroamericanos que buscan alcanzar el llamado sueño americano: arriesgando su vida sobre los vagones del tren “La Bestia”.

    A un mes de salir de su país, Mendoza llegó al estado mexicano de Tamaulipas y ahí comenzó su pesadilla, pues un comando de hombres armados y enmascarados lo habría secuestrado en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo.

    “Pensé que ya me iban a matar, pues sólo le pedí a Dios porque me guardara”, relató Mendoza.

    Según el inmigrante, los hombres pertenecían a un cartel de la droga y luego de cuestionarlo, lo ataron de pies y manos, le cubrieron el rostro y lo llevaron a un lugar aislado para torturarlo.

    Mendoza contó que luego de ser brutalmente golpeado, despertó en un hospital con múltiples heridas y una fractura en un pie.

    Tras ser dado de alta, el hondureño decidió pedir asilo en Estados Unidos, pero dijo que las autoridades de Inmigración lo dejaron libre a su suerte en un puerto fronterizo.

    Fue en ese momento que un buen samaritano vio al inmigrante herido y llamó a una ambulancia.

    Mendoza llegó con una grave infección en el pie fracturado al University Hospital de San Antonio, donde ha estado internado por los últimos dos meses.

    No obstante, Mendoza se muestra positivo y espera pronto salir del hospital.

    “Ya una vez que pueda caminar, pues buscar un trabajo. Nosotros venimos aquí a buscar un trabajo, no venimos a robar, no venimos a hacer nada malo”, dijo Mendoza.