Departamento de Justicia

Funcionarios de Peñitas que admitieron culpa por sobornos perderán un millón de dólares

Como parte de los alegatos de culpabilidad, acordaron que se les confisque a uno la cantidad de $ 739,910.71 y $ 202,000 al otro. Ese dinero, según el Departamento de Justicia, lo retuvieron como ganancias del esquema de corrupción.

Telemundo

Dos funcionarios de Peñitas que admitieron sus respectivos roles en un esquema de soborno perderán un total de casi $ 1 millón, anunció la fiscal federal Jennifer B. Lowery en un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

El jefe de personal de Peñitas, Andrés Morales, de 41 años y residente en Misión, y el concejal Alex Guajardo, de 38 años y residente en Peñitas, se declararon culpables el pasado viernes 21 de enero. Como parte de los alegatos, acordaron que se les confisque $ 739,910.71 y $ 202,000, respectivamente, que retuvieron como ganancias del esquema. Morales también admitió haber hecho declaraciones falsas en relación con la compra de un arma de fuego.

Ambos hombres fueron condenados por participar en un esquema de corrupción que implicaba el pago de sobornos y comisiones ilícitas a servidores y funcionarios públicos. Los pagos fueron a cambio de votos oficiales o recomendaciones en apoyo a la concesión de contratos de ahorro de energía en varias subdivisiones políticas del Condado de Hidalgo.

"Morales y Guajardo admitieron haber recibido más de $1 millón y $275,000, respectivamente, y haber pagado miles en sobornos y sobornos a otros. Entre ellos se encontraban los fideicomisarios del Distrito Escolar Independiente de La Joya y un administrador a cambio de sus votos y recomendación de proyectos", se explica en el comunicado.

Además, Morales también se declaró culpable de hacer representaciones falsas en relación con la compra de un arma de fuego. Específicamente, afirmó falsamente en el formulario de armas de fuego 4473 que no había sido condenado por un delito grave.

El juez federal de distrito Ricardo H. Hinojosa aceptó las declaraciones de culpabilidad y fijó la sentencia para el 6 de abril. En ese momento, cada uno enfrenta hasta cinco años en una prisión federal por soborno. Morales también enfrenta una pena máxima de cinco años de prisión por el delito de armas de fuego.

A ambos hombres se les permitió permanecer bajo fianza en espera de dicha audiencia.

Contáctanos