R. Kelly

Jurado halla culpable a R. Kelly de crimen organizado en juicio por tráfico sexual

Getty Image

Lo que debes saber

  • El jurado llegó el lunes a un veredicto en el juicio por tráfico sexual de R. Kelly.
  • El caso de Nueva York fue solo una parte del peligro legal que enfrentaba el cantante, nacido como Robert Sylvester Kelly. También se declaró inocente de cargos relacionados con sexo en Illinois y Minnesota.
  • El juicio llegó a su fin más de una década después de que Kelly fuera absuelto en un caso de pornografía infantil en 2008 en Chicago.

NUEVA YORK - Después de un juicio federal por tráfico sexual que duró semanas, R. Kelly fue declarado culpable el lunes de todos los cargos por un jurado federal en Brooklyn.

El jurado anónimo compuesto por siete hombres y cinco mujeres, que han escuchado a los testigos y las defensas del abogado del cantante de R&B durante el último mes, llegó a un veredicto el lunes por la tarde.

Kelly fue acusado de un cargo de extorsión, que tiene 14 actos subyacentes que incluyen secuestro, trabajo forzado, tráfico sexual y soborno. Además, fue acusado de ocho cargos de violar la Ley Mann, que hace que sea ilegal transportar a cualquier persona a través de las fronteras estatales para cualquier propósito inmoral.

Aunque Kelly fue declarado culpable de todos los cargos, fue declarado inocente de tres actos de crimen organizado relacionados con una pasante de radio. El Gobierno tuvo que probar al menos dos de los 14 actos subyacentes relacionados con el cargo de crimen organizado.

El jurado tardó nueve horas en deliberar antes de llegar al veredicto. Mientras se leyó el veredicto, Kelly mantuvo la cabeza abajo. Sin embargo, cerró los ojos un par de veces.

El veredicto significa que Kelly podría enfrentar muchas décadas de prisión cuando sea sentenciado el 4 de mayo de 2022.

Kelly, de 54 años, ha negado repetidamente las acusaciones de que durante su carrera de 30 años, destacada por el éxito de 1996 "I Believe I Can fly", era un depredador sexual que explotaba a víctimas jóvenes. Sus abogados han retratado a las acusadoras como "grupos" que buscan aprovecharse de su fama.

Varias mujeres y exasociadas que nunca antes habían hablado públicamente sobre sus experiencias con Kelly, testificaron sobre cómo los gerentes, guardaespaldas y otros empleados de Kelly lo ayudaron a reclutar mujeres y niñas, y a veces niños, para la explotación sexual.

Los testigos dicen que el grupo seleccionó a las víctimas en conciertos y otros lugares y organizó un viaje para ver a Kelly en el área de la Ciudad de Nueva York y en otros lugares, en violación de la Ley Mann, la ley de 1910 que declaró ilegal "transportar a cualquier mujer o niña" a través de las fronteras estatales "para cualquier propósito inmoral".

El caso de Nueva York fue solo una parte del problema legal que enfrentaba el cantante, que se llama legalmente Robert Sylvester Kelly. También se declaró inocente de cargos relacionados con sexo en Illinois y Minnesota.

Durante años, el público y los medios de comunicación parecían más sorprendidos que horrorizados por las acusaciones de relaciones inapropiadas con menores, por ejemplo con el matrimonio ilegal de Kelly con el fenómeno del R&B Aaliyah en 1994 cuando tenía solo 15 años.

Sus discos y entradas para conciertos siguieron vendiéndose. Otros artistas continuaron grabando sus canciones, incluso después de que fue arrestado en 2002 y acusado de hacer una grabación de él mismo mientras abusaba sexualmente de una niña de 14 años.

Las historias de las mujeres obtuvieron una amplia exposición con el documental de Lifetime "Surviving R. Kelly". La serie exploró cómo un grupo de simpatizantes protegió a Kelly y silenció a sus víctimas durante décadas, presagiando el caso federal de conspiración de crimen organizado que llevó a Kelly a la cárcel en 2019.

La serie documental ayudó a convertir su caso en un punto significante del movimiento #MeToo y dio voz a las presuntas víctimas que se preguntaban si sus historias fueron ignoradas anteriormente por ser mujeres negras.

El juicio llegó a su fin más de una década después de que Kelly fuera absuelto en un caso de pornografía infantil en 2008 en Chicago.

Contáctanos