Inmigración

Inmigración

La chaqueta de Melania: "Realmente no me importa"

La primera dama visitó dos instalaciones donde se alojan niños separados de sus padres.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Primera dama quiere ayudar a reunir a familias rápidamente

    Melania Trump dijo querer que sea un proceso “lo más rápido” posible. (Publicado jueves 21 de junio de 2018)

    McALLEN — La primera dama Melania Trump usó el jueves una chaqueta en la que decía “Realmente no me importa, ¿a ti?” para abordar un vuelo a un centro que alberga niños inmigrantes separados de sus padres.

    La chaqueta verde militar con capucha de la marca española Zara tenía esa leyenda en inglés escrita en la espalda con estilo de grafiti.

    ( $__output )

    Cuando le preguntaron qué mensaje pretendía dar la primera dama con esa prenda, la vocera Stephanie Grisham dijo: “Es una chaqueta. No hay ningún mensaje oculto. Tras la visita importante de hoy a Texas, espero que los medios no decidan enfocarse en su vestuario”.

    Grisham subrayó ese mensaje en un tuit con los hashtags #AEllaLeImporta y #EsSoloUnaChaqueta.

    Time pone en portada la crisis de familias separadas

    [TLMD - NATL] Time pone en portada la crisis de familias separadas

    La revista confronta al presidente Trump y su política migratoria.

    (Publicado jueves 21 de junio de 2018)

    Por su parte el presidente Donald Trump tuiteó: “’Realmente no me importa, ¿a ti?’ escrito en la espalda de la chaqueta de Melania se refiere a los medios que esparcen noticias falsas. Melania ha aprendido lo deshonestos que son y ¡realmente ya no le importa!”

    La señora Trump se cambió a una chaqueta color amarillo claro antes de que el avión aterrizara en McAllen, Texas, para su visita al Upbring New Hope Children’s Center, donde se encuentran 55 niños inmigrantes.

    Zara, que tiene una gran presencia en Estados Unidos y el resto del mundo, no tenía comentarios al respecto del escándalo. La chaqueta es de su colección primavera-verano 2016.

    La prenda juvenil contrastó fuertemente con su vestuario típicamente audaz y con sabor extranjero. En apariciones públicas, la primera dama ha usado diseños de Dolce & Gabbana, Del Pozo, Christian Dior, Emilio Pucci, Givenchy y Valentino, a menudo con altísimos tacones de Christian Louboutin.

    No es la primera vez que las elecciones de moda de la primera dama sacuden las redes.

    En agosto pasado unos de los clásicos tacones de vértigo de la señora Trump la hicieron se criticada al abordar el avión presidencial con destino a Texas para revisar los daños causados por el huracán Harvey. Durante el vuelo se cambió por unos zapatos deportivos.

    En uno de los debates presidenciales de 2016 se puso una blusa rosa brillante de seda con un gran moño en el cuello conocida como “pussy bow” a días de que surgieran reportes de que su esposo había hecho comentarios lascivos años antes acerca de sujetar a las mujeres de los genitales, usando la palabra “pussy” para referirse a ellos.

    Melania ha sido la única criticada. Al otro lado del espectro político, Michelle Obama solía recibir comentarios negativos por usar prendas sin mangas. Su esposo, el presidente Barack Obama, también fue la comidilla por ponerse un traje caqui para una conferencia de prensa en 2014.

    Acompañada del secretario de Salud y Asistencia Social Alex Azar, la señora Trump se reunió con el director ejecutivo de la instalación y con otros miembros del personal, que le dijeron que trataban a los 58 niños alojados allí como s fueron hijos propios.

    La primera dama pidió devolver los niños a sus padres “lo más pronto posible”.

    El viaje se organizó en las últimas 48 horas, reveló Grisham.

    “La primera dama nos dijo que quería ir y nosotros nos encargamos de organizarlo”, explicó la vocera.

    La señora Trump, quien ha centrado su posición en el bienestar de los niños, al parecer fue una de las personas que persuadieron al presidente a que revoque su política.