Ex de Jenni Rivera se entrega para comenzar su condena

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Esteban Loaiza se entrega a las autoridades

    El ex de Jenny Rivera fue sentenciado en marzo a 3 años en prisión. (Publicado viernes 19 de abril de 2019)

    SAN DIEGO - Esteban Loaiza, el expelotero mexicano de los Dodgers, conocido también por ser esposo de Jenny Rivera,  se entregó en la corte federal de San Diego para cumplir su sentencia de tres años por posesión de por lo menos 20 kilos de cocaína.

    Callado, abriéndose paso entre las cámaras, vestido de negro y portando una de las cachuchas que llevan su marca, entró al edificio federal de San Diego para entregarse a las autoridades. 

    Como es costumbre no dijo palabra alguna, mientras caminaba por delante de sus padres y su abogada. 

    "Tranquilo, está bien. Está consciente de lo que hizo, y que tiene que pagar por lo que hizo", dijo Janice Deaton, abogada de Esteban Loaiza. 

    El tijuanense, ex estrella de la MLB, pasará tres años de cárcel por los cargos de narcotráfico que se le imputaron hace poco más de un año y de los cuales se declaró culpable posteriormente.

    Loaiza recibió sentencia por los cargos de posesión de cocaína con intención de distribución el mes pasado en la misma corte en San Diego.  

    La jueza le dictaminó cinco años de libertad condicional y sería deportado a México una vez que concluya su sentencia, dijo un fiscal relacionado al caso. 

    "En cuanto cumpla su tiempo se va con inmigración, tras cumplir su tiempo en prisión que podría reducirse a 24 meses por buena conducta", dijo Deaton. 

    El calvario del ex de Jenni Rivera: hoy conoce su castigo

    El calvario del ex de Jenni Rivera: hoy conoce su castigo

    El ex de Jenni Rivera y exlanzador estelar mexicano se declaró culpable de tráfico de drogas. Para ver el episodio completo de Un Nuevo Día, haz clic aquí.

    (Publicado viernes 8 de marzo de 2019)

    Loaiza ya tiene planes en México. Una vez concluida su condena, le gustaría trabajar con jóvenes enseñando baseball, dijo su abogada. 

    Loaiza se le vio delgado por la diabetes que padece y antes de cruzar la puerta para entregarse, se tomó un momento. Y aunque parecía que enviaría un mensaje a sus seguidores, no lo hizo. 

    "Las instituciones federales aquí son muy buenas. Hay médicos en cada institución. Él tiene su información y yo voy a dar seguimiento con todo esto", dijo Deaton. 

    Aunque se sabe que cumplirá su sentencia en una prisión de mínima seguridad, por ahora pasará la noche en el Centro Correccional Metropolitano de San Diego a espaldas de la corte federal. 

    Los problemas para Loaiza comenzaron el 9 de febrero 2018 en la ciudad de Imperial Beach, California,  cuando el exbeisbolista fue arrestado tras el hallazgo de más de 20 kilos de cocaína en una vivienda que él rentaba.