Decisión

Demócratas ya le apuntan al jugoso botín de delegados del supermartes

Se harán internas en 14 estados y estarán en juego más de 1,300 delegados.

Telemundo

Las próximas elecciones primarias se realizan en Carolina del Sur, pero los demócratas que aspiran a la candidatura presidencial de su partido ya apuntan al premio mayor: el supermartes, cuando más de una docena de estados acuden a las urnas.

El supermartes se realizará en 14 estados el 3 de marzo, donde estarán en juego más de 1,300 de los delegados que elegirán al candidato presidencial en la Convención Nacional Demócrata, un tercio del total.

Los seis precandidatos intercambiaron críticas pero se centraron en el exalcalde de Nueva York, Mike Bloomberg.

Se realizará en los estados de California, Texas, Utah, Colorado, Oklahoma, Minnesota, Arkansas, Tennessee, Alabama, Carolina del Norte, Virginia, Massachusetts, Maine y Vermont.

La campaña demócrata está en un punto de inflexión. Para Sanders, que lidera la contienda después de Iowa, New Hampshire y Nevada será una oportunidad de demostrar su popularidad nacional y atraer a concentraciones mayores de votantes no blancos.

Para candidatos relegados como Warren, será la señal de que siguen en la contienda.

Reportes aseguran que Rusia ha estado tratando de intervenir en las primarias demócratas para ayudar al senador Bernie Sanders a ganar las elecciones y enfrentar a Donald Trump.

Para todos, será la oportunidad de demostrar que no cederán estos estados ricos en delegados al multimillonario Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York, que ha dedicado meses a hacer campaña por el supermartes, salteando los cuatro primeros estados.

“En este ciclo no hay pronósticos posibles”, dijo el estratega demócrata tejano, Colin Strother, que cree en las posibilidades de Bloomberg en su estado y más allá.

NBC proyecta que el exvicepresidente Joe Biden tendrá el segundo puesto.

Hasta ahora no hay señales de que los precandidatos soslayan totalmente a Carolina del Sur.

Pero algunos transfieren sus recursos al buscar un difícil equilibrio entre prestar atención a los estados iniciales restantes y conservar fondos suficientes para mantenerse en carrera en las contiendas del mes próximo.

Por ejemplo, Warren estará en Carolina del Sur el viernes, pero no tendrá publicidad televisiva en el estado después del fin de semana. Parte de esos fondos irán a Maine.

Bloomberg, que financia su propia campaña, no tiene ese problema.

Salteó los primeros cuatro estados para librar una brutal ofensiva política a partir de entonces, con publicidad televisiva y la contratación de más de 2,100 empleados en 40 estados y territorios, incluso todos los que votan en el supermartes.

Contáctanos