Inyección en los glúteos termina en desastre

Inyección en los glúteos termina en desastre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La velocidad de Senegal liquida a Polonia dejando el marcador 2-1

    Milagros Beltrán, una joven madre residente en la Florida, tomó una decisión que le puede costar la vida.

    Hace varios años, se inyectó los glúteos, con el propósito de aumentar esa parte de su cuerpo. Pero los resultados fueron nefastos.

    Vídeo: Inyección en los glúteos termina en desastre

    Vídeo: Inyección en los glúteos termina en desastre
    Hace varios años, Milagros Beltrán se inyectó los glúteos, con el propósito de aumentar esa parte de su cuerpo.
    (Publicado miércoles 1 de abril de 2015)

    La mujer está muy enferma. Ha perdido más de 100 libras.

    Dice que una amiga le inyectó una sustancia líquida en un procedimiento hecho en casa.

    Dos años después, Milagros tiene gran parte del tejido de sus glúteos muerto, infectado y con heridas tan severas, que no cierran.

    [Tema relacionado: ¡Pedro Rivera se inyectó bótox!]

    Un cirujano plástico explicó que el tratamiento es ilegal, y que cree que a Milagros le inyectaron silicona industrial líquida, sustancia que entra al cuerpo y se riega rápidamente. Además, sería difícil de sacar, y causa reacciones adversas.

    En estos casos, asegura el especialista, el tiempo es clave para ayudar a los pacientes, y que se necesita a un grupo de expertos para remover todas las partes que están dañadas o muertas. De no ser así, podría ocasionar, en el peor de los casos, hasta la muerte.

    Milagros tiene dos pequeñas hijas que viven ahora en República Dominicana con su mamá.

    Ella está desempleada, y no tiene dinero para pagar una cirugía que alivie su ya delicada condición de salud.