Por día, 48 niños huyen de Guatemala hacia EEUU