En fotos: emotivo reencuentro entre una boa escurridiza y su dueño