Una oferta tentadora por redes sociales toma giro inesperado