Perros o gatos: ¿quiénes son más fieles?