Tras Harvey, aprueban ansiados préstamos federales

Lo anunció el gobernador, Greg Abbot, quien dijo que benefiarán a varias ciudades.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La ciudad ha comenzado a recuperarse luego del embate del huracán.

    (Published lunes 4 de septiembre de 2017)

    Varias ciudades de Texas recibirán ayuda para ayudar a mantener los esfuerzos de reconstrucción, después de que Harvey dejara inundaciones y viviendas dañadas en toda la región.

    La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) aprobó préstamos para ayudar a que las ciudades en problemas sigan operando tras las tormentas.

    El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció la autorización en Twitter y dijo que los préstamos son cruciales para proporcionar servicios en algunas comunidades.

    Es un primer paso en las gigantescas tareas de limpieza, que empezaban conforme la gente salía de los refugios de emergencia.

    Más de 50,000 personas estaban alojadas en hoteles pagados por el gobierno. Los responsables de FEMA también estudiaban otras opciones, como viviendas portátiles.

    Por ahora se atribuyen a la tormenta más de 41 muertos en 11 condados. El condado de Harris, donde se encuentra Houston y que sufrió las peores inundaciones, informó de 30 muertes confirmadas el lunes por la noche, según AP.

    Mientras, y a más de una semana después de la llegada del huracán Harvey a las costas de Texas, la anegada ciudad de Houston empieza su lenta recuperación con ayuda de voluntarios que en botes y pequeñas embarcaciones asisten a aquellos que tienen sus viviendas bajo el agua.

    "Es triste el dolor que causa ver a mucha gente que intenta llegar de regreso a sus casas y se dan cuenta que lo que tanto les costó está en ruinas e inhabitable", afirmó a Efe Arturo García, un marino mercante procedente de la Isla del Padre, a 250 millas al suroeste de Houston.

    Siguen los rescaten y Texas intenta recuperarse de Harvey

    [TLMD - MIA] Siguen los rescaten y Texas intenta recuperarse de Harvey

    Las aguas bajan pero hay mas de 30,000 desplazados en el estado.

    (Publicado viernes 1 de septiembre de 2017)

    Las autoridades de Texas han atribuido al menos 60 muertes a la tormenta Harvey, que arrojó grandes cantidades de lluvia en diversos condados en cuestión de días.

    Muchos de los decesos confirmados en 11 condados del sur de Texas ocurrieron cuando las víctimas se vieron sorprendidas por fuertes crecidas o perdieron el control de sus vehículos en caminos inundados, dijeron funcionarios de gestión de emergencias.

    El paso de Harvey genera explosiones en planta química

    [TLMD - MIA] El paso de Harvey genera explosiones en planta química

    Dos estallidos en una planta química cerca de Houston, Texas, mandó al hospital a al menos 10 personas.

    (Publicado jueves 31 de agosto de 2017)

    De esos condados, el de Harris, que tuvo las peores inundaciones durante la tormenta y donde se encuentra Houston, registraba la cifra más alta de muertes relacionadas con Harvey: 30, hasta las 5 de la tarde del lunes.

    Algunas muertes indirectas fueron atribuidas a la interrupción del suministro eléctrico. Los fallecimientos de varios ancianos en algunos condados fueron relacionados con Harvey porque sus equipos médicos, como tanques de oxígeno, dejaron de funcionar.

    Dramático: se inunda albergue del sureste de Texas

    Dramático: se inunda albergue del sureste de Texas

    Una mujer evacuada en el Centro Cívico Bob Bowers, Port Arthur, en grabó la complicada situación en el lugar, cuyo piso esta completamente bajo el agua.

    (Publicado miércoles 30 de agosto de 2017)

    Las turbias aguas de las inundaciones provocadas por Harvey suponen importantes peligros para la seguridad de las personas y el medio ambiente, incluso después de que hayan remitido lo suficiente para que los residentes en el suroeste de Texas no teman por sus vidas, según expertos.

    Houston ya tenía un historial de desbordamientos del alcantarillado tras el paso de tormentas. Ahora, el sistema compuesto por 40 plantas de tratamiento de aguas residuales repartidas por toda la metrópolis, enfrenta un desafío sin precedentes.

    Según funcionarios estatales, se reportaron varias docenas de vertidos de aguas fecales en zonas afectadas por el huracán, incluyendo Corpus Christi. Los sistemas de fosas sépticas privadas en zonas rurales podría fallar también.

    En esas aguas estancadas se mezclan fugas de combustible, restos procedentes de vertederos, pesticidas para pastos y contaminantes de las muchas refinerías de petróleo y plantas químicas de la región.

    La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos anunció el domingo que de los 2,300 sistemas de agua corriente contactados por reguladores federales y estatales, 1,514 estaban completamente operativos. Más de 160 emitieron avisos a la población para hervir el agua antes de beberla, y otros 50 fueron clausurados.

    El departamento de Obras Públicas de Houston, la cuarta mayor ciudad del país, dijo que era seguro beber su agua corriente. El sistema no ha sufrido el tipo de caída de presión que facilita que las sustancias contaminantes entren al sistema, que suele ser la razón por la que se ordena hervir el agua, señaló el portavoz, Gary Norman.

    La principal preocupación de funcionarios medioambientales federales y estatales era la disponibilidad de agua potable saludable y ''asegurar que los sistemas de gestión de residuos están siendo controlados, que se prueba su seguridad y se gestionan adecuadamente'', según un comunicado emitido el jueves.

    Alrededor del 85% del agua potable de Houston procede de fuentes superficiales como ríos y reservas, señaló Robin Autenrieth, directora del departamento de ingeniería civil de la Texas A&M University. El resto sale de los 107 pozos subterráneos de la ciudad.

    ''Estaría preocupada por lo que hay en el agua que va a beber la gente'', dijo.

    La ciudad cumplió los estándares federales y estatales de agua potable y todos los requisitos de control y reporte, señaló Andrew Keese, vocero de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

    Hacer que esto siga siendo así requerirá intensificar los tratamientos químicos por las inundaciones, explicó Norman.

    En emergencias como esta es prudente bombear más cloro y otros desinfectantes a los sistemas de agua potable para evitar brotes de enfermedades como cólera y disentería, dijo David Andrews, científico de la ONG Environmental Working Group. Pero hacerlo supone sus propios riesgos, agregó.

    Texas no recupera la calma tras el paso de Harvey

    Texas no recupera la calma tras el paso de Harvey

    Se esperan nuevos aguaceros, que traerían como consecuencia acumulación de 50 pulgadas de agua.

    (Publicado lunes 28 de agosto de 2017)

    Tras aguaceros intensos, las reservas y otras fuentes de agua suelen contener más materia orgánica como restos fecales, plantas o residuos de granjas. Cuando el cloro reacciona con estas sustancias, se forman unos químicos llamados trihalometanos que pueden aumentar el riesgo de cáncer y abortos, añadió Andrews.

    "Ahora mismo es un momento complicado para lidiar con eso, cuando se está intentando limpiar el agua y asegurar que no se transmiten enfermedades a través del sistema'', apuntó. ''Pero deberíamos hacer lo posible para alejar la contaminación de la fuente de agua en primer lugar''.

    Así se ve Houston bajo el agua, desde el aire

    Así se ve Houston bajo el agua, desde el aire

    Las imágenes muestran calles convertidas en ríos y espacios públicos bajo el agua.

    (Publicado lunes 28 de agosto de 2017)

    Funcionarios federales y estatales dijeron que dos tercios de las aproximadamente 2,400 plantas de tratamiento de aguas residuales de los condados afectados por Harvey están totalmente operativos. Se están controlando las instalaciones donde se reportaron fugas y se enviarán equipos para ayudar a los operadores a reiniciar los sistemas, agregaron.

    Noticiero Telemundo