Mexicana se refugia en iglesia por temor a deportación

Las autoridades migratorias le negaron una extensión a Jeanette Vizguerra. La comunidad protesta.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La mujer buscó santuario en una iglesia por temor a la deportación.

    (Published jueves 16 de febrero de 2017)

    DENVER - La activista mexicana Jeanette Vizguerra pidió protección de santuario en una iglesia de Denver ante su inminente deportación si cumplía una cita rutinaria en las oficinas federales de inmigración.

    Vizguerra, que llegó a EE.UU. en 1997, debía presentarse este miércoles en el Servicio de Inmigración y Aduanas en Denver (Colorado), pero sus abogados recomendaron no hacerlo ante la reciente deportación de otra indocumentada en una situación similar.

    Guadalupe García, otra madre mexicana, en Arizona, fue deportada la semana pasada al presentarse a las oficinas de inmigración.

    Hans Meyer, abogado de Vizguerra, aseguró que su clienta probablemente hubiera sido detenida y deportada por lo que prefirió refugiarse en la Primera Sociedad Unitaria de Denver, una iglesia que hace parte del Movimiento Santuario de esta ciudad y en la que previamente se había alojado otro indocumentado, Arturo García.

    Mexicana se refugia en iglesia por temor a deportación

    Mexicana se refugia en iglesia por temor a deportación

    Tres de sus hijos, de 12, 10 y 6 años, nacieron en Estados Unidos y viven con ella.

    (Publicado miércoles 15 de febrero de 2017)

    Vizguerra expresó que, al contrario de lo sucedido con García, ella aún tiene una opción abierta, la Visa U, que se otorga a víctimas de ciertos crímenes o a testigos de crímenes que pueden colaborar con las investigaciones, según divulgó el Comité de Servicios de Amigos Americanos (AFSC, en inglés).

    "Espero que pueda quedarme y luego que se apruebe mi Visa U para que mis hijos ya no tengan que seguir siendo tan fuertes. Quiero que la Administración entienda que, como madres y padres, seguiremos luchando para estar junto a nuestros hijos", expresó Vizguerra.

    Tres de sus hijos, de 12, 10 y 6 años, nacieron en Estados Unidos y viven con ella, mientras que su hija mayor nació en México, vive en Denver y tiene su propia familia.

    Vizguerra es una "sobreviviente de un crimen violento" y cumplió con todos los requisitos de ICE desde la primera vez que se postergó su deportación en agosto de 2013. Está "simplemente" esperando que el Gobierno acelere los trámites retrasados y procese su Visa U, dijo Meyer.

    Sin embargo, el proceso podría complicarse no solamente porque Vizguerra ingresó al país sin los documentos apropiados, sino porque en 2009 fue detenida por conducir sin licencia ni seguro, y luego aparentemente habría usado información inválida en una solicitud de trabajo. Además, en 2012 viajó a México para el funeral de su madre y fue arrestada al reingresar al país.

    Vizguerra, se refugió al interior de una iglesia de la ciudad luego que autoridades migratorias le negaran su petición de permanecer en el país.

    En la mañana de este miércoles, su abogado y su pastor asistieron en su nombre a una audiencia programada con agentes de inmigración en Centennial.

    Vizguerra se convierte en la segunda persona en los últimos años en buscar santuario en la iglesia First Unitarian Church.

    La madre de 4 ha luchado por sus derechos laborales y migratorios desde que emigró a Denver desde México, en 1997.

    Un grupo de cerca de 100 manifestantes protestaron a las afueras de las oficinas al tiempo que el abogado recibía la noticia que otra extensión ya no sería aprobada.

    Decenas de personas de varias organizaciones religiosas y comunitarias se congregaron frente a las oficinas de ICE  y cantaron "Jeanette pertenece aquí" en respaldo a la activista.

    "Queremos una respuesta positiva y pronta para que ella puede seguir criando a sus hijos y contribuyendo a su comunidad", dijo Meyer.

    La oficina del abogado de la mujer señaló que desde que llegó a Denver, Jeanette ha tenido un par de reveses con las autoridades de tránsito; la última multa que recibió le acarreó cargos, por posesión de documentos falsos. 

    Por medio de un comunicado, el alcalde de Denver Michael Hancock lamentando la situación de Jeanette, un hecho que culpó en el "sistema migratorio estropeado, hecho aún peor por las acciones de la Casa Blanca e ICE."

    El alcalde pidió a Washington acelerar el proceso de obtención de la visa U a Jeanette, alegando que el gobierno debe "parar de obligar a familias a buscar santuario en iglesias, parar de crear incertidumbre y parar de sembrar el miedo."