Nuevo desafío de Ucrania a Rusia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Nuevo desafío de Ucrania a Rusia

    KIEV, Ucrania - Ucrania reavivó sus aspiraciones de ingresar en la OTAN al anunciar su intención de renunciar a la política de neutralidad, mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, justificó la contraofensiva "humanitaria" de los rebeldes. "El Gobierno de Ucrania remite al Parlamento el proyecto de ley para modificar el estatus de no alineamiento en bloques y así reanudar el curso de Ucrania hacia el ingreso en la OTAN", aseguró Arseni Yatseniuk, primer ministro ucraniano. Esta decisión fue adoptada por el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa convocado de urgencia por el presidente, Petró Poroshenko, tras denunciar la incursión de tropas regulares rusas en territorio ucraniano. Esto supone un claro desafío para Rusia, quien siempre se ha opuesto terminantemente al ingreso del país vecino en la Alianza Atlántica, uno de los motivos esgrimidos por Putin para justificar la anexión de la península de Crimea. La OTAN decidió en su cumbre de Bucarest de abril de 2008 abrir la puerta a Ucrania, como recordó hoy el secretario general aliado, pero el derrocado presidente, Víktor Yanukóvich, acuñó en la Constitución el no alineamiento de su país en bloques militares, sean occidentales u orientales. En su momento, esto fue considerado un gesto conciliador hacia Moscú, que se sumó al arrendamiento de la base naval de Sebastopol hasta mediados de siglo, y hacia la población prorrusa del este de Ucrania, que se oponía al ingreso en el bloque aliado. Ahora, en cambio, la Rada Suprema (Legislativo) podría dar la próxima semana un giro copernicano a esa política de defensa y cruzar una de las líneas rojas marcadas por el Kremlin en lo que respecta a su patio trasero. "Si el Parlamento lo aprueba, esto significará vía libre para el ingreso en la OTAN. Únicamente un loco puede oponerse a este paso dada la situación que atraviesa Ucrania", aseguró Arsén Avákov, ministro del Interior. En caso de ser aprobada, la nueva ley prohibirá el ingreso de Ucrania en cualquier organización política, económica o militar que "se contradiga con el principal objetivo de la política exterior ucraniana: el ingreso en la Unión Europea".