Policía de Ferguson será investigada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Policía de Ferguson será investigada
    Getty Images

    WASHINGTON -- El Departamento de Justicia lanzó el jueves una extensa investigación en torno al Departamento de Policía de Ferguson tras la muerte a tiros de un adolescente negro desarmado a manos de un policía blanco en ese suburbio de Missouri el mes pasado.

    La investigación, con un alcance mayor que una pesquisa federal ya en curso sobre el incidente del 9 de agosto, analizará las prácticas generales del departamento de policía en los últimos años, incluidos patrones de detenciones, arrestos y uso de la fuerza, así como el trato dado a los presidiarios. Dicho departamento dijo que recibía con beneplácito la investigación.

    Al hacer el anuncio, el secretario de Justicia Eric Holder, quien visitó el suburbio de San Luis hace dos semanas, dijo que ha escuchado en repetidas ocasiones las inquietudes de los miembros de la comunidad sobre las prácticas de la policía en general y la falta de diversidad étnica en la fuerza policial. Esa experiencia influyó en la decisión de emprender una pesquisa amplia en el departamento.

    "Escuché de ellos directamente la profunda desconfianza que existe entre los agentes del orden y los miembros de la comunidad", dijo Holder, y añadió que la evidencia revisada hasta el momento -que incluye datos de paradas por violaciones a leyes de tránsito- parece validar las inquietudes de la comunidad.

    La pesquisa forma parte de un plan más amplio del Departamento de Justicia para investigar a los departamentos de policía problemáticos e instruir que se hagan cambios cuando sea necesario. La dependencia federal dijo que ha investigado a 20 departamentos de policía por diversas fallas en los últimos cinco años.

    Además de la investigación a la policía de Ferguson, el Departamento de Justicia dijo que también colaborará con el departamento de policía del condado de San Luis, el cual entrena a los oficiales de Ferguson y otras localidades, para revisar el uso de la fuerza, el manejo de masas y otros aspectos policiales. A petición de la policía del condado, las autoridades federales también realizarán un informe sobre la respuesta del departamento de policía a las manifestaciones a veces violentas que se dieron después del tiroteo.

    El actuar de la policía -que incluyó uso de gas lacrimógenos y vehículos blindados- generó inquietudes en diversos sectores, incluido el Congreso federal y el mismo Holder, quien dijo que el despliegue de equipo tipo militar enviaba un mensaje contradictorio.

    La policía ha dicho que el tiroteo ocurrió después que el oficial Darren Wilson le dijo a Michael Brown, de 18 años, y a un amigo de éste que se subieran a la acera porque venían caminando en la calle. La policía dijo que Wilson fue agredido físicamente.

    Algunos testigos reportaron que vieron los brazos de Brown levantados en señal de rendición antes de ser baleado. Una autopsia pagada por la familia del joven encontró que éste recibió seis balazos, dos de ellos en la cabeza.

    El FBI conduce su propia investigación sobre la muerte de Brown, y un jurado investigador también evalúa el caso.

    La pesquisa anunciada el jueves se centrará en un departamento de policía que es predominantemente blanco, aun cuando la población de Ferguson es 70% negra.

    Algunos en ese suburbio han dicho que la policía se enfoca desproporcionadamente en detener a conductores negros, algo que Holder dijo le preocupaba de modo particular.

    En un comunicado, el departamento de policía de Ferguson dijo que apoya la investigación y que trabaja para recuperar "la confianza de nuestros residentes y vecinos".