Familia de TV ya puede ser polígama

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Familia de TV ya puede ser polígama
    Suministrada / TLC
    Kody Brown y sus cuatro esposas, protagonistas de la serie de televisión "Sister Wives".

    UTAH - Un fallo judicial ha dado la razón a una familia polígama que es a la vez protagonista de un programa de televisión.
    La familia Brown ahora podrá regresar a Utah, de donde se había mudado por temor a una ley que penalizaba la cohabitación con más de una mujer, práctica que es común entre algunos mormones fundamentalistas.

    Kody Brown y sus cuatro esposas participan en el programa "Sister Wives", del canal TLC.
    Ahora pueden regresar a Utah gracias a la decisión de un juez federal, quien ha eliminado la posibilidad de castigo en ese estado a quien tenga más de una esposa.
    Según la decisión del juez Clark Waddoups, la frase en la legislación de Utah que hace referencia a la "cohabitación con otra persona" viola la cláusula de ejercicio de la Primera Enmienda de Constitución federal.
    Sin embargo, todo parece indicar que la polémica no desaparecerá tras el dictamen legal.
    El Fiscal General de Utah, Sean Reyes, dijo que próximamente apelará esta decisión.
    Además, las reacciones de quienes consideran la poligamia un acto inmoral no se han hecho esperar.
    De hecho, la gran mayoría de los mormones rechazan la poligamia.
    Consideran que esta práctica por parte de unos pocos lleva a la creencia de que todos los mormones practican la poligamia, algo que su iglesia prohibió formalmente hace décadas.
    El fallo de Waddoups se refiere a la demanda iniciada por Brown y sus cuatro esposas, quienes abandonaron Utah y se marcharon a Las Vegas, Nevada, para evitar la persecución de la justicia, que penalizaba la poligamia con hasta cinco años de prisión.
    Brown y sus cuatro esposas, Janelle, Christine, Meri y Robin, presentaron en 2011 una demanda contra la ley de Utah sobre la poligamia por considerar que la prohibición de la poligamia viola su derecho a la práctica irrestricta de sus creencias religiosas.