Irak: Al-Maliki renuncia a su cargo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Irak: Al-Maliki renuncia a su cargo
    EFE

    BAGDAD - Nuri al-Maliki, primer ministro de Irak durante los últimos ocho años, renunció a su cargo para entregarlo al reemplazo nominado, terminando un estancamiento político que creó incertidumbre en el país en momentos en que combate a una insurgencia suní. De pie junto a Haider al-Abadi, su colega del Partido Dawa, al-Maliki dijo que se hacía a un lado en favor de su "hermano" para "facilitar el proceso político y formación de gobierno". Al-Maliki señaló que la decisión de respaldar a al-Abadi reflejaba su deseo de "salvaguardar el más alto interés de la nación", agregando que él no sería la causa de ningún derramamiento de sangre. "Mi pilar es su confianza en mí", declaró en un mensaje por televisión. Al-Maliki estuvo batallando durante semanas para mantenerse en un tercer período de cuatro años como primer ministro entre un intento de sus adversarios por sacarlo del puesto, acusándolo de monopolizar el poder e impulsar con ferocidad una agenta anti chií que ha alienado a la minoría suní. La presión se intensificó esta semana cuando su alianza política chií respaldó a al-Abadi para reemplazarlo, y el presidente Fuad Masum nominó a al-Abadi para formar el siguiente gobierno. Al-Maliki se negó durante días a renunciar, amenazando con ejercer acciones jurídicas contra el presidente por lo que calificó como una violación a la Constitución. Pero en una reunión de su partido el jueves temprano, al-Maliki aceptó apoyar a al-Abadi como siguiente primer ministro, dijeron a The Associated Press dos miembros de su bloque parlamentario Estado de Derecho: Husein al-Maliki y Jalaf Abdul-Samad. Los legisladores señalaron que al-Maliki aceptó además retirar la demanda presentada ante la corte constitucional impugnando la nominación de al-Abadi. Al-Maliki se había quedado cada vez más aislado ya que no sólo lo abandonaron sus aliados chiíes, sino que además su principal aliado Irán, al igual que Estados Unidos y Naciones Unidas, respaldó a al-Abadi, quien tiene 30 días para formar un gabinete y presentarlo ante el Parlamento para su aprobación.