Pesquisa por embarazada herida de bala

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pesquisa por embarazada herida de bala

    La joven con cuatro meses de embarazo que fue herida de bala el pasado fin de semana en Reynosa continúa su recuperación mientras las autoridades mexicanas investigan el incidente.

    Según la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, la ciudadana estadounidense residente en Brownsville, Texas, “está fuera de peligro”, al igual que su bebé. Mientras, otros reportes catalogaban como “grave, pero estable” su condición de salud.

    Todavía no se ha indicado cuándo la mujer podría ser dada de alta del Hospital Regional del Río, en la colonia del Prado.

    Mientras tanto, peritos ya examinaron las armas de los oficiales involucrados en el tiroteo y la camioneta en la que viajaban los afectados, una Chevrolet Silverado 2000.

    El vehículo, informó el periódico El Mañana, recibió más de diez impactos de bala y los peritos Francisco Torres Duval y Julio César Robledo Tobías tomaron fotografías y sustrajeron huellas dactilares de la camioneta. El incidente se registró en el bulevar Luis Donaldo Colosio, cerca del Puente Internacional que comunica a la ciudad de Reynosa con Pharr, en Texas.

    La versión oficial de las autoridades mexicanas establece que poco antes de la medianoche del pasado domingo 9 de noviembre la menor se encontraba con un acompañante, que no ha sido identificado, en el interior de una camioneta Chevrolet Silverado. Ambos habían estado en una tienda de conveniencia.

    Posteriormente, tres patrullas de la Policía Estatal Acreditable (PEA) se acercaron a la pareja y les ordenaron detenerse, el amigo de la menor hizo caso omiso y emprendió la fuga.

    Por tal razón, los oficiales los persiguieron y les dispararon a “las llantas de la camioneta” para que detuvieran la marcha, indica un comunicado de prensa de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

    Como resultado del suceso, la embarazada resultó herida en el vientre. El acompañante de la joven abandonó el lugar sin que hasta el momento haya sido detenido.

    Pero, la madre de la menor denunció al periódico El Mañana que un convoy de la policía les disparó en varias ocasiones "sin motivo alguno".

    Además, presuntamente la joven fue abofeteada por un agente antes de que fuera trasladada para recibir ayuda médica.