Casi pierden la vida por llegar a Estados Unidos

Casi pierde la vida por llegar a Estados Unidos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Casi pierden la vida por llegar a Estados Unidos

    Aunque casi muere ahogado en el Río Grande y vivió un calvario tratando de ingresar a Estados Unidos, un inmigrante hondureño entiende que valió la pena arriesgar su vida.

    “Merecemos oportunidades porque como todo ser humano, merecemos una mejor vida. Pero, la situación a veces no se dan”, expresó resignado el hombre a quien llamaremos Pedro, ya que prefiere mantenerse en el anonimato.

    Inmigrantes casi mueren ahogados en el Río Grande

    Inmigrantes casi mueren ahogados en el Río Grande
    Los inmigrantes indocumentados que intentaban cruzar el Río Grande fueron rescatados por agentes de la patrulla fronteriza.
    (Publicado miércoles 15 de julio de 2015)

    La odisea que vivió el hombre ocurrió el pasado martes cuando se encontraba en compañía de otro hondureño y un mexicano. Era de madrugada y la oscuridad no fue suficiente para que agentes de Aduanas y Protección de Fronteras los descubrieran.

    [Te podría interesar: Escalofriantes los efectos de la droga “flakka”]

    Los tres hombres, en un intento desesperado por escapar casi pierden la vida ahogados en las aguas del Río Grande, cerca del parque estatal Bentsen, al sur de Mission, en Texas.

    Pero, las misas personas de las que huían fueron los que terminaron rescatándolos.

    Pedro recuerda que en un momento dado, cuando se encontraba en el río, se desorientó y no sabía si nadaba en la dirección correcta.

    El hombre utilizaba una sola mano para nadar ya que con la otra sujetaba su ropa. Sin embargo, optó por soltar sus pertenencias y usar sus dos brazos para mantenerse a flote. “Ya cuando vi que me estaba hundiendo solté el pantalón y zapatos”, recordó Pedro. 

    “Yo salí corriendo y con mi rostro pues me llevé varias ramas. Las iba quebrando con las manos y con los zapatos en las manos”, relató el otro inmigrante hondureño a quien llamaremos José.

    “Miré que había como un zacatal y digo yo: ‘Aquí me voy a esconder’”, entonces fue que terminó en el agua, agregó.

    José dice que nunca imaginó que en el camino para de llegar a Estados Unidos encontraría tanto sufrimiento. “Sinceramente las mismas personas que te van a pasar, muchos de ellos usan un vocabulario que te atemoriza”, afirma.

    Hasta el miércoles en la mañana, ninguno de los dos hombres había podido notificarles a sus familiares que se encontraban a salvo.

    Actualmente, los dos reciben asistencia de parte del consulado hondureño y permanecen internados en el Centro de Detención de Protección de Fronteras, en McAllen, hasta que las autoridades migratorias vean su caso. 

     [Te podría interesar: Intento de robo tiene un inesperado final]

    En otro tema de interés:Si eres hombre y orinas sobre una prueba de embarazo comercial lo normal es que el resultado sea negativo, pero si sale positiva ...  Haz click aquí  o presiona en la foto.