Respuesta global contra Estado Islámico

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Respuesta global contra Estado Islámico
    Getty Images

    PARIS -- Diplomáticos del mundo se comprometieron el lunes a combatir al Estado Islámico "con todos los medios que sean necesarios", en tanto Irak pidió a los aliados que les nieguen santuario a los extremistas.

    Irán y Estados Unidos descartaron cualquier colaboración mutua, lo que dejó al gobierno de Bagdad atrapado entre dos aliados poderosos y antagónicos.

    Irán y Siria, que tienen frontera con Irak, no fueron invitados a la conferencia internacional en París, que comenzó el lunes al tiempo que un par de aviones exploradores franceses surcaban cielos iraquíes, pero el Departamento de Estado dejó abierta la posibilidad de mantener discusiones con Irán en los próximos días, aunque excluyó cualquier tipo de cooperación militar.

    "Pedimos que continúen las operaciones aerotransportadas contra los sitios terroristas. No debemos permitirles crear santuarios. Debemos perseguirlos dondequiera que se encuentren. Debemos cortar su financiación. Debemos imponer justicia y debemos impedir que se les unan combatientes de países vecinos", dijo el presidente iraquí Fuad Massum.

    Con la invasión estadounidense de Irak en 2003 aun fresca en la memoria, hasta ahora Estados Unidos es el único que realiza ataques aéreos ataques aéreos y ningún país ha ofrecido enviar efectivos terrestres, pero Irak obtuvo el lunes una declaración de los 24 participantes de ayudar a combatir a los milicianos "por todos los medios que sean necesarios, incluida la ayuda militar".

    Un funcionario estadounidense que habló bajo la condición de no ser identificado dijo que varios países árabes ofrecieron realizar ataques aéreos.

    "La amenaza es global y la respuesta debe ser global", dijo el presidente francés Francois Hollande al iniciar la conferencia diplomática que intentará elaborar una estrategia internacional. "No hay tiempo que perder".

    El asesinato del socorrista británico David Haines por los milicianos dio mayor apremio a los llamados a una estrategia coherente para enfrentar al grupo suní, brutal y bien organizado, que atrae a extremistas musulmanes de todo el mundo y recauda más de 3 millones de dólares diarios del contrabando de petróleo tráfico de seres humanos, robo y extorsión, según funcionarios de inteligencia estadounidenses y otros expertos.

    Massum abogó por un enfoque combinado militar y humanitario que incluya ataques al territorio en poder de los extremistas y la eliminación de sus fuentes de ingresos.

    Después de la conferencia, el secretario de Estado norteamericano John Kerry se reunió con Massum en la embajada iraquí en París y le dijo que la creación de un gobierno iraquí incluyente había sido clave para obtener los compromisos del lunes.

    "Espero que sienta que el impulso y el riesgo valieron la pena", dijo Kerry.

    "Empezamos a sentirlo", dijo Massum por intermedio de un traductor.