EEUU tiene difícil opciones en Irak, Siria

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EEUU tiene difícil opciones en Irak, Siria
    Getty Images

    WASHINGTON -- Para el presidente Barack Obama, el mayor dilema con respecto al grupo extremista Estado Islámico es cómo enfrentarlo en Siria.

    El presidente podría seguir ayudando a las fuerzas iraquíes a tratar de hacer retroceder a ese movimiento de los territorios que ha capturado en el norte de Irak suministrando armas y asesores militares y lanzando ataques aéreos en apoyo de la infantería iraquí, pero ¿qué sucederá si los milicianos se repliegan a Siria, donde ya ocupan territorios y se fortalecen allí, tal como pronosticó el jueves el secretario de defensa Chuck Hagel?

    "En cierto sentido, es como si uno volviese al punto de partida" antes de que avanzaran en Irak, opinó Robert Ford, un exembajador estadounidense en Siria que renunció en febrero, desilusionado por la falta de disposición de Obama de armar a los rebeldes sirios moderados.

    "No veo cómo se puede contener al Estado Islámico a mediano plazo sin concentrarse en su base de operaciones en Siria", afirmó en una entrevista antes de una nueva ofensiva aérea estadounidense esta semana que ayudó a las fuerzas curdas e iraquíes a recuperar el control de una represa sobre río Tigris, cerca de Mosul, que había caído en control de los extremistas.

    Por otra parte, Obama se ha mostrado renuente a verse arrastrado a la guerra civil siria que comenzó en 2011.

    Más inmediatamente, Obama enfrenta decisiones en Irak, cuyas divisiones sectarias y anarquía política crearon el vacío que permitió al Estado Islámico avanzar por el norte de Irak en junio casi sin oposición. Los extremistas capturaron armas estadounidenses que las fuerzas iraquíes abandonaron cuando huyeron sin luchar.

    Entre sus opciones:

    -Enviar más soldados a Bagdad para afianzar la seguridad de la embajada estadounidense, según solicitó el Departamento de Estado. Las autoridades dijeron que el número en consideración es menos de 300. Se sumarían a los varios centenares ya estacionados en la capital para proteger las instalaciones y personal estadounidense.

    -Acelerar el suministro de armamentos a las fuerzas iraquíes y curdas. Washington se ha resistido a armar abiertamente a los curdos ya que su milicia es una fuerza semiautónoma que el gobierno central iraquí considera una amenaza a su autoridad.

    -Aumentar el número y papel de las decenas de asesores militares en Bagdad y la capital curda de Irbil para coordinar con las fuerzas iraquíes.

    -Enviar fuerzas de infantería a Irak. Obama ha dicho una y otra vez que no lo hará.

    -Extender la ofensiva aérea a blancos del Estado Islámico en Siria. En una conferencia de prensa en el Pentágono el jueves, Hagel pareció abrir las puertas a esta posibilidad.

    Asimismo, la Casa Blanca reveló el miércoles que Obama autorizó una misión encubierta hace muy poco para rescatar a los rehenes estadounidenses en Siria, incluso el periodista James Foley. La misión fracasó porque los rehenes habían sido trasladados antes de la llegada de los comandos, dijeron las autoridades. El martes, los extremistas difundieron un video en el que muestra la decapitación de Foley y amenaza matar a un segundo rehén si Estados Unidos continúa sus ataques en Irak.