Confiesa mató su hijo, 31 años después

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Confiesa mató su hijo, 31 años después
    Shutterstock
    Stanley Guidroz está preso en el estado de Luisiana por el asesinato de una de sus esposas.

    WASHINGTON - Un hombre que hace 31 años notificó a las autoridades la supuesta desaparición de su hijo, acaba de ser acusado de homicidio en primer grado luego de que el caso fuera reabierto por las autoridades en Tacoma, Washington.

    Resulta que Stanley Guidroz, de 57 años, le confesó a las autoridades que su hijo de 3, Wallace, nunca desapareció, lo mismo que los investigadores sospecharon siempre.

    “Guidroz hizo la denuncia en enero de 1983, cuando dijo que el menor se le había desaparecido en un parque vecinal y que el niño pudo ser raptado por una familia que allí conocieron. Las autoridades nunca pudieron dar con esa supuesta familia y tampoco pudieron conectar a Guidroz con la desaparición del niño”, según informes de prensa. En 1984 Guidroz se mudó de Tacoma.

    Stanley Guidroz: asesinó a su hijo y a una de sus esposas.

    En 2011, la oficial Gene Miller, de la Unidad de Casos Sin Resolver, reabrió la investigación y sospechó que la versión que dio Guidroz no era lógica y que debía reinvestigarse.

    En marzo de 2011 Guidroz fue acusado y convicto en Luisiana por la muerte de su esposa en ese momento. Guidroz se entregó a las autoridades por este asesinato.

    La agente Miller viajó hasta Luisiana para cuestionar a Guidroz sobre la desaparición del menor y logró su confesión: él mató a Wallace. El niño lloraba y él perdió la paciencia, le dio un fuerte golpe, al punto que el niño cayó al piso y se golpeó la cabeza. En ese momento, confesó Guidroz, al percatarse de que el niño no respiraba, lo enterró y entonces fue a donde las autoridades a denunciar su desaparición.

    Guidroz, preso en Luisiana, es esperado por las autoridades de Washington, para enfrentar cargos por homicidio en primer grado.

    El niño Wallace Guidroz al momento de ser asesinado.