Cameron reacciona tras decapitación

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cameron reacciona tras decapitación
    Getty Images
    El primer ministro británico David Cameron reaccionó ante la decapitación de un ciudadano a manos del grupo Estado Islámico.

    LONDRES.- El primer ministro británico, David Cameron, convocó a los responsables militares y de seguridad para una reunión de emergencia el domingo en respuesta a la decapitación de un rehén británico a manos del grupo Estado Islámico y la amenaza contra otro.

    Las autoridades británicas revelaron el domingo el nombre del segundo rehén británico que está en poder de Estado Islámico: Alan Henning, quien es amenazado de muerte en el video más reciente del Estado Islámico. Ese video anunció la decapitación de otro rehén británico, David Haines. En el video, los extremistas muestran brevemente a Henning en cámara.
    Los funcionarios británicos y la familia de Henning habían pedido a los medios de comunicación no publicar su nombre debido a preocupaciones por su seguridad, pero desistieron de esa petición la tarde del domingo. La familia también publicó una foto del rehén.
    Los extremistas islámicos publicaron el sábado un video mostrando la decapitación de Haines, un cooperante humanitario.
    Mike Haines, hermano de la víctima, dijo que David Haines había sido asesinado "a sangre fría". La Oficina británica de Exteriores y Commonwealth dijo no tener motivos para dudar de la autenticidad del video.
    Haines es el tercer occidental decapitado en las últimas semanas por el grupo Estado Islámico, que ha tomado amplias extensiones de territorio en Siria e Irak. Los dos anteriores eran periodistas estadounidenses.
    Extremistas de Estado Islámico habían amenazado la vida de Haines en un video anterior, divulgado hace casi dos semanas.
    El día antes de que se publicara el video, la familia del cooperante de 44 años había difundido una petición a sus captores instándoles a contactar con ellos. La familia dijo que Estado Islámico había ignorado intentos anteriores de entablar contactos.
    Las autoridades británicas dijeron haber hecho todo lo posible para proteger a Haines. Sin embargo, un intento de rescate previo dirigido por tropas estadounidenses había fracasado, y no está claro que las agencias occidentales conozcan la ubicación precisa de los secuestradores.
    Haines fue secuestrado el año pasado en Siria cuando trabajaba para la organización humanitaria ACTED para ayudar a las víctimas de los combates en la zona.