1. Regalas autoestima

La educación es la mejor arma para salir de la pobreza. Pero si no cuentan con las herramientas adecuadas, los niños más pobres difícilmente tendrán el aprovechamiento necesario. Contar con útiles escolares nuevos al iniciar el curso es una especie de rito que les da a los niños un sentimiento de orgullo y la sensación de estar preparados para aprender. Al donarles útiles, los pequeños en situación más desventajosa ganan confianza y seguridad en sí mismos, dejan de percibirse diferentes y se atreven a desarrollar su potencial.

2. Apoyas a toda una escuela

Las escuelas de todo el país están enfrentando severos recortes presupuestarios y carecen de fondos para comprar suministros. En una enorme cantidad de planteles educativos, los maestros tienen que poner de su bolsa para mejorar las condiciones de estudio de sus alumnos, ya que la escasez de material escolar afecta la efectividad de su enseñanza. Cuando todos cuentan con sus útiles escolares, los maestros también mejoran su calidad de vida, se sienten motivados para dar más de sí mismos y la escuela completa se vuelve un lugar mejor.

3. Creas un mejor entorno para muchas familias

El costo de los útiles escolares es muy alto, y hay que multiplicarlo por el número de hijos. Con tu apoyo, los padres que atraviesan situaciones de desempleo o enfermedades tendrán una cosa menos de qué preocuparse, y sus recursos podrán destinarse a comida, renta y pago de deudas. Esto repercute directamente en el ambiente emocional que se vive en sus hogares. Además, tu regalo puede durar toda la vida, pues los niños de esa familia no sólo obtienen las herramientas básicas de aprendizaje, sino también la confianza añadida que necesitan para ser exitosos en la escuela.

4. Apoyas indirectamente otros proyectos caritativos

Al hacer tu donación, facilitas el trabajo de las organizaciones de apoyo social y contribuyes a que puedan destinar fondos a otras obras que beneficien a más familias necesitadas y a la comunidad en general. Aunque este tipo de asociaciones cuenta con recursos muy limitados, recibe información constante de casos que solicitan su respaldo, así que al aligerar su carga, haces que su ayuda llegue más lejos y a más personas.

5. Aumentarás TU autoestima

Al ayudar te sentirás emocionalmente satisfecho, percibirás que puedes ser un factor de cambio, que tus acciones hacen una diferencia en tu comunidad y transmitirás valores a tus hijos de manera más efectiva a través de tu ejemplo. Al contribuir a que estos niños puedan estudiar mejor no sólo vas a sentirte más cerca de la comunidad, sino que harás que tu propia comunidad sea mejor. Y si decides promover la donación entre tus amigos y familiares fortalecerás así tus lazos con ellos. Recuerda que se necesita de una comunidad amorosa y comprometida para que un niño alcance su pleno desarrollo.